Mobile Menu - OpenMobile Menu - Closed

Congresswoman Norma Torres

Representing the 35th District of California

Connect

POLITICA: La única congresista guatemalteca-estadounidense representa el distrito del Inland

March 2, 2015
In The News

Una amplia franja del Inland Empire está representado por la única miembro del Congreso de ascendencia guatemalteca.

Norma Torres, ex legisladora estatal y alcaldesa de Pomona, ganó las elecciones en noviembre para representar al distrito que incluye la totalidad o parte de Fontana, Ontario, Rialto, Chino, Montclair, Bloomington y Pomona. Torres, de 49 años, nació en Guatemala y llegó a California durante su infancia.

Torres (demócrata) ya tomó un papel de liderazgo en la Cámara de Representantes federal sobre temas que afectan a Centroamérica. Su oficina encabeza una campaña para establecer un grupo de trabajo con miembros del Congreso interesados en los asuntos de América Central. Asimismo, instó a sus colegas a respaldar la solicitud del presidente Barack Obama de mil millones de dólares en ayuda a Centroamérica para desarrollo económico, mejoras en la seguridad, mejoras en los sistemas judiciales y policiales, y otras iniciativas.

Torres explicó que espera que la asistencia de Estados Unidos ayude a estabilizar a Guatemala, El Salvador y Honduras; y, a su vez, reduzca la violencia extrema que ha sido causa para que decenas de miles de niños y adultos centroamericanos crucen la frontera con Estados Unidos en Texas. Una manifestación en julio en Murrieta contra la afluencia de migrantes centroamericanos atrajo la atención internacional.

“Queremos asegurarnos que el dinero se utilice para tratar la raíz del problema, el por qué estos niños están huyendo de sus países de origen”, dijo Torres. “La reforma migratoria sólo puede abordar algunos de esos problemas”.

Muchos de los inmigrantes solicitaron asilo, y los casos están siendo procesados lentamente en los tribunales de migración.

“No podemos ayudar a cada persona que quiere entrar al país, pero creo que podemos intentar ayudar a los que son más vulnerables y están en mayor riesgo. Debemos hacer todo lo posible para al menos escuchar sus casos, y si no podemos ayudarlos aquí, y los vamos a enviar de regreso a sus países, tenemos que asegurarnos de que los estamos enviando a un lugar donde exista una infraestructura legal y donde no sigan siendo víctimas”, dijo Torres.

Torres llegó a los Estados Unidos cuando tenía 5 años de edad, quien, al igual que muchos niños migrantes de hoy en día, creció en un ambiente de violencia.

“Me veo en muchos de estos niños, y lo que están pasando”, expresó.

Los padres de Torres estaban preocupados por su seguridad, porque en ese entonces Guatemala se encontraba en medio de una guerra civil. La enviaron a vivir con una tía y tío en Whittier.

“Mi madre estaba muy enferma y no podía cuidarme”, dijo Torres. “El país era muy inestable, muy, muy violento; mis padres pensaron que tendría una mejor oportunidad de sobrevivir en los EE. UU. Ningún padre debería pasar por esa horrible situación de tener que enviar a su hija o hijo a otro país, cuando podríamos ayudar a la estabilización de estos países y ayudar a los guatemaltecos a vivir mejor en su patria —y no sólo a los guatemaltecos, sino a todos los centroamericanos”.

Torres llegó a Estados Unidos con visa, y más tarde obtuvo la residencia permanente y la ciudadanía. Su madre falleció un año después de su partida. Su padre se mudó a California.

Hoy en día, el proceso para obtener una visa y después la residencia para un centroamericano es mucho más difícil, dijo Torres.

Aun así, los centroamericanos continúan anhelando salir de sus países de origen plagados de violencia.

Cuando Torres regresó a Guatemala en el 2006 durante su primera visita desde su infancia, grandes multitudes la rodeaban en algunas paradas porque estaban muy contentos de que una oriunda de la pequeña ciudad sureña de Escuintla fuera una destacada figura política de California —su fotografía apareció en las portadas de revistas guatemaltecas— y por la esperanza de que ella pudiera ayudarlos a emigrar a los Estados Unidos.

“La gente se mostraba muy emocionada de verme prosperar aquí en los EE. UU., y reconocer que todo es posible si se trabaja arduamente”, recordó Torres. “Pero, sobre todo, pedían ayuda. La violencia ha causado una gran cantidad de problemas. Algunas personas me daban notas escritas, pidiendo ayuda para encontrar a un familiar desaparecido, ayudarlos a encontrar un familiar aquí en los EE. UU. o cualquier ayuda para llegar a los EE. UU.”.

Hace tres años, Torres visitó Guatemala una vez más. Se conmovió mucho por sus reuniones con estudiantes universitarios. Los estudiantes se mostraron pesimistas sobre el futuro de su país, y su lugar en el mismo.

“Para la juventud, no hay esperanza en ese país”, dijo. “No hay esperanza porque la violencia es tan severa que no se ven a sí mismos con un futuro en el país”.

REPRESENTANTE NORMA TORRES

La representante Norma Torres fue electa en noviembre para representar al distrito que incluye la totalidad o parte de Fontana, Ontario, Rialto, Chino, Montclair, Bloomington y Pomona.

Lugar de nacimiento: Escuintla (Guatemala) en abril de 1965.

Profesión antes de su carrera política: operadora del 911.

Cargos públicos previos: miembro del Concejo Municipal de la ciudad de Pomona; alcaldesa de Pomona; asambleísta y senadora estatal.

Afiliación política: demócrata.

Domicilio en la actualidad: Pomona.

Familia: Su esposo, Luis; tres hijos: Christopher, Robert y Matthew.